HVAC

Icono-informacion-HVAC-Climatizacion-Talca-Chila

lunes

LA PALABRA Y LA ALTA TRAICIÓN

Un importante dirigente deportivo de Chile, hace una declaración pública hacia los Medios de Comunicación, con uno de los argumentos que más destacó referido al “valor de la palabra” y dirigido en este caso a aquellos dirigentes que le habían prometido su apoyo a la re-elección presidencial en la ANFP, y sucediendo todo lo contrario al traicionar aquella palabra. Este dirigente, enfatizó con mucha fuerza y en forma muy sentida en esa expresión atribuida a la palabra y promesa de sus colegas del fútbol nacional, por todo lo encierra un compromiso entre personas en lo ético y moral en una sociedad que persigue el pleno desarrollo también en principios y valores.

El fútbol, es un deporte muy popular, pero también podemos apreciar que igual como en el deporte, en RadioAfición existe ese complemento sumamente importe en la palabra y que se llama ética y moral de sus participantes y dirigentes.

Es fuerte escuchar en forma enfática y directa, lo que ha querido expresar tal dirigente hacia aquellas personas, cuando es algo claramente atribuido hacia la traición y deslealtad de sus iguales.

En Radioafición, podemos apreciar lo importante que es “la palabra” de las personas que participan en este medio, y no tan sólo en el deber moral de cumplir y prometer la palabra hacia algo debidamente señalizado de sus actividades y reglamentos, sino que también, como es una actividad de comunicación, la palabra y las palabras de lo que se dice, están presentes a cada instante; por consiguiente, al primar el respeto a si mismo y la ética y la moral de cada radioaficionado, cabe reflexionar en lo profundo que ha querido expresar aquel dirigente del deporte hacia un país… y preguntarnos:

¿Se cumple la palabra?
¿Hacemos lo que está debidamente señalizado conforme a los principios de la RadioAfición?

Quizás, la peor conclusión que puede llegar sacar una persona al reflexionar sobre este tema, es que si un individuo no cumple su palabra con respecto a sus actos, es un traidor y desleal a si mismo, hacia quienes lo rodean y hacia sus actividades, cayendo en la degradación más terrible que puede sufrir una persona… a causa de la ausencia de principios éticos y morales...

Nada tiene que ver el fútbol con la RadioAfición, solamente que se ha rescatado en forma particular aquella frase para aproximarla hacia una expresión dirigida a los Radioaficionados y por lo tanto en Radioafición el tema del fútbol es indiferente, lo mismo de quien lo haya dicho por su tendencia o connotación pública en el contexto general de aquella declaración.