HVAC

Icono-informacion-HVAC-Climatizacion-Talca-Chila

domingo

¿Porqué existen menos Radioaficionados?

¿Cuál será la razón de que muchos Aficionados a las Radiocomunicaciones se alejen del hobby o de sus actividades en Radio Afición?

En una época se decía que la razón del desinterés era la telefonía celular.

Posteriormente se agregó que la razón era la Red Internet.


Si bien es cierto, es posible que dada la amplitud de actividades en otras áreas de las Telecomunicaciones, haya disminuido por esas vías la actividad de muchos Radioaficionados en las bandas y frecuencias asignadas para ello, pero también tiene que haber otros factores por el cual Radioaficionados y aspirantes al hobby se retiren o se hayan decepcionado de esta actividad.

En un tiempo también se hablaba que el examen de la Telegrafía era un gran obstáculo o colador para que las personas pudieran ser Radioaficionados.

Nadie podrá discutir que la Telegrafía fue y es la esencia de las Telecomunicaciones y por consiguiente origen de la misma Radioafición, por lo cual todo Radioaficionado debiera, al menos, tener conocimiento teórico de CW, pero distinto es o fue, cuando ha constituido una imposición obligatoria a una de las tantas actividades de la Radioafición. Es decir, la esencia fundamental de la Radioafición es la experimentación tecnológica, y la Radiotelegrafía constituye una de sus actividades de la misma experimentación y que cada cual o cada Radioaficionado podrá practicar en forma libre, pero nunca como una imposición obligatoria, más bien como una opción y categoría especial.

Quizás, es una falta de respeto hacia origen primordial de la Radioafición, decir que se haya impuesto la Radiotelegrafía como un colador de personas, porque si así ha sido y sea esa la razón de fondo, sería algo muy espinoso y significaría que se ha discriminado a personas por este medio desde hace mucho tiempo. Sí, porque es la misma discriminación e intolerancia de clase, racial y política en una sociedad, que da origen y consecuencia a interminables conflictos hasta la misma violencia, como se ha podido ver en el comportamiento humano a nivel mundial según las estadísticas y estudios universales.

Pero asimismo, de este mismo tema, del que muy poco se ha hablado o nunca se ha querido tratar en prefundad, quizás porque viene a tocar ciertos valores éticos y morales en donde ha habido discriminación e intolerancia de distintos sectores de la sociedad, podrían ser también razones de alejamiento del hobby por parte de Radioaficionados.

¿Cuáles podrían ser aquellas otras razones?

Es indudable que cada radioaficionado podrá tener razones estrictamente personales de porqué pudo alejarse del hobby. Pero, además de aquellas razones personales, están las debilidades y defectos humanos que han existido siempre en toda sociedad y en todos los tiempos, por consiguiente los Radioaficionados, como son personas al igual que en todos los medios sociales, no son una excepción a las problemáticas de comportamiento de las relaciones humanas.

¿Cuándo aquellos momentos de desencuentros serían dañinas como para que los Radioaficionados se decepcionen o se retiren de la Radioafición?

Quizás en la mayoría de las circunstancias en donde ha habido errores o malos entendidos, por una suerte propia del buen diálogo, respeto, tolerancia, educación y madurez de las personas que se han visto involucradas en algún desencuentro, aquellos casos pasan inadvertidos y no trascienden como para provocar conflictos mayores que pudieren permanecer en el tiempo; en cambio, son aquellas puntuales excepciones a la generalidad y de ciertas acciones y procedimientos dañinos de personas e instituciones y por el cual se viene a discriminar y a prejuzgar en forma sistemática a un sin número de Radioaficionados, y en la mayoría de esos casos por razones inexplicables que escapan inclusive a las reglas de la normativa legal que regiría para todo radioaficionados.

Queda entonces en el éter, la interrogante para reflexionar ahora cuando más se necesita de Radioaficionados activos por las circunstancias de catástrofes y así dar testimonio real de un medio plenamente vigente.

Ahora, que por las razones del Terremoto en Chile exista un auge y entusiasmo de personas que quieren ser radioaficionados, para que la historia no se repita y culpar nuevamente a la Telefonía Celular y a la Internet de ser las razones de que muchos radioaficionados se alejen del hobby o actividad de la radio afición, debemos considerar que una de aquellas razones, ha sido también el mismo comportamiento humano.

No se trata aquí que solamente aquellos radioaficionados que han tenido mal comportamiento los que podrían haberse alejado o retirado de la radio, sino que también de aquellos destacados radioaficionados que se han alejado del hobby porque han sido discriminados simplemente por ser buenos radioaficionados.

¿Cómo observamos el desempeño de un Radioaficionado?

Cabe señalar, que en el comportamiento y actividad de un Radioaficionado, se debe o se debería considerar y distinguir exclusivamente su desempeño y proceder como radioaficionado en operación activa en el medio de la Radio Afición y en el cumplimiento de su Normativa Legal. Es decir, se debería tener especial cuidado, que todo lo demás que se agregue o se investigue de la vida privada, así como también inmiscuir en la vida íntima y personal de cada radioaficionado para catalogarlo, éticamente no tiene cabida alguna, porque este tipo de calificaciones o descalificaciones vienen a constituir el empobrecimiento de la Radio Afición.

Ahora, que radioaficionados lleven antecedentes de su vida privada a los medios de la Radio Afición, es muy diferente, porque ello sería bajo sus propias responsabilidades.

La explicación lógica que ratifica tal observación, es que, defectos y problemas humanos los vamos a encontrar en toda persona del mundo sin excepción, entonces, dedicar y abocar tiempo, dinero, medios e infraestructura para a algo que, en lo ético, no tiene nada que ver con la Radio Afición, no tiene ningún sentido, porque de esa forma se viene a provocar precisamente la decadencia y desencanto hacia una actividad o hobby que debe tener siempre la máxima atención y respeto que merece la hoja de vida de cada radioaficionado.

Hasta ahora, se ha podido ver, que además de muchos aspirantes a radioaficionados que han nacido producto del entusiasmo de ver la destacada labor de los Radioaficionados por las consecuencias del terremoto del 27 de Febrero de 2010 en Chile, también es preciso destacar que muchos radioaficionados se han re-activado a la Radio Afición y todos ellos sin ningún impedimento o antecedente legal que diga que no podían estar presente; referencia que puede corroborar lo que aquí se ha querido destacar.

Lo importantes es, que el modo de vida en aquella inercia colectiva de confrontación, descalificación, discriminación y desunión que existe en la farándula de la vida social de la Televisión, no invada a un medio que siempre se ha usado con respeto, cortesía, cordialidad y tolerancia, para que así, no constituya aquella forma de operar y de comunicarse, sólo como una faceta de actuación de algunas personas para luego caer en una actitud de hipocresía actuando todo lo contrario.

Es efectivo por ejemplo, que aunque no contemplado en la reglamentación de un Distintivo de Radioaficionados, la Internet ha permitido ampliar la experimentación de la Radio Afición, lo cual puede ser muy loable y posible, pero lo que deja mucho que desear, es que se mal utilice un medio para investigar y calificar la vida privada de cada persona para así discriminar la notable participación de Radioaficionados y sin siquiera haberlos saludado en el medio de la Radio Afición que corresponde, lo que constituye más bien, empobrecimiento de la acción humana en la Radio Afición.

No olvidemos, que discriminar y prejuzgar a las personas son debilidades humanas que se manifiestan por el miedo, temor, inseguridad, inmadurez, traumas psicológicos, etc.

En conclusión, es preciso recordar que la Radio Afición pertenece a todos y no a un tipo particular de personas o clase social, y que en definitiva en casos extremos en que sea preciso intervenir, es el organismo Ministerial con su normativa Legal y los Tribunales de Justicia los únicos con facultad de fiscalizar. Todo lo demás en Radio Afición, debe efectuarse en la forma coherente y consecuente del respeto, cordialidad y tolerancia que siempre debe primar para todo los radioaficionados sin excepción…

CE4ORC